Al creyente observante de la ortodoxia religiosa

“Dices ser creyente, incluso un fervoroso devoto, pero cuando se violenta la Verdad y la Justicia te quedas impasible, tibio, no se produce en tu interior un seísmo, una erupción de indignación, que te compele a posicionarte, manifestarte y actuar en defensa de las mismas,  por el contrario te justificas y consuelas en que es “la voluntad de dios”; entonces tienes un serio problema, esta existencia es la única que tendrás, sufrirás la muerte del cuerpo y también la segunda muerte de quien crees ser, la de tu alma natural y la de tu personalidad, y ninguna religión va a salvarte”.

“La hora obscura” (1965) obra del pintor ecuatoriano Eduardo Kingman Riofrío (1913 – 1997).

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en En clave de SOL, Espiritualidad, Sabiduría, Verdad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s