Prisionero

“Se puede afirmar como un axioma, que cada hombre que existe en la naturaleza terrestre, vive, desde su nacimiento, de sus tendencias y de la naturaleza específica de su sangre, y que él nutre y prepara día a día su esfera aural con estas tendencias y esta naturaleza de su sangre, aprisionando así su pensamiento y su voluntad cada vez más en este circuito degenerativo. ¡Ya no puede tratarse de un pensamiento libre! El pensamiento se explica por las inclinaciones subconscientes de la vida de los sentimientos, los deseos. Ya no hay contacto de primera mano entre el espíritu y el pensamiento. El espíritu verdadero ya no puede penetrar en la enturbiada esfera aural. ¡El hombre está encadenado! Y cargado de chirriantes cadenas busca, implora y lucha por la liberación.”

Jan van Rijckemborgh

Imagen: “El prisionero” (1878) Mykola Yaroshenko

Nikolai Yaroshenko - el prisionero - 1878

“El prisionero” (1878) de Nikolai Yaroshenko

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Sabiduría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s