No comparto ese “amor fácil”.

Siento rechazo hacia el uso indiscriminado, como recurso fácil, de la palabra amor y sus derivados.

Yo no digo fácilmente te amo, lo someto a “condiciones”. ¿Por qué?

El amor es una semilla de la que puede brotar TODO.

Pero es una semilla que necesita tierra fértil y un cuidado y abono de bondad, humildad, honestidad y nobleza.

No debe ser “lanzada” sin ton ni son en eriales, pedregales, cenagales, desiertos o fuegos.

El amor necesita de labor, de esfuerzo, de sacrificio, para fertilizar el erial, triturar el pedregal, sanear el cenagal, regar el desierto o dominar el fuego.

Antes de decir te amo, antes de sembrar el amor, conozco, laboro, labro, abono, cuido y cuando siento que ha llegado el momento, siembro.

13172992_10156977767355201_1494027350216167479_o

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en En clave de SOL, Varones y Mujeres.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s