“No vinimos a traer paz, sino espada”.

Es cierto que estamos constante y férreamente atenazados por entidades invisibles, cuya única misión es convertir este planeta en un “edén” para una élite materialista e “incentivador” para sus sirvientes. La Legión del Gran Tentador posee incontables, imaginativos y poderosos recursos.

Pero, no es menos cierto, que en muchos de nosotros hay un poder superior contra el que las entidades opositoras no pueden, y sabiendo que aquellos en quienes ya está activado, son más peligrosos “muertos que vivos”, en lugar de destruirlos, todos sus esfuerzos se dirigen a crear las condiciones para aislarlos y que la fatiga, la desesperación y/o el hastío se apodere de ellos y así debilitar su resolución.

Si crees que lo que hay que hacer es “superar la dualidad” entre el bien y el mal, allá tú elección, pero piénsalo concienzudamente, concentrándote en escuchar tu conciencia.

No viniste a este planeta y realidad “a traer paz, sino espada”.
No viniste para apaciguarles, sino a combatirles, tanto a los opositores internos, como externos.

El mal se gesta y crece en la ignorancia, que es sembrada y cultivada por el Mal.

griegos_resistencia

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en El Bien y el Mal, En clave de SOL, Sabiduría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s