Virilidad, mucho más que fuerza y valor.

Reflexiones sobre el concepto de virilidad y su esencia.

Durante las últimas décadas, al igual que con todas las palabras o conceptos elevados, el significado de virilidad se ha simplificado en su amplitud y magnitud,   para focalizarlo en el mero atractivo y capacidad sexual del varón. Se ha inoculado en nuestras mentes,  una virilidad de fachada, de imagen, de moda, de barba desaliñada, maneras de cowboy, indumentaria de leñador, con las que aparentar estar dotados de fuerza y valor.

La virilidad es la fuerza Yang, el principio activo del Universo.

La virilidad es sexualidad, sensualidad y sensibilidad, pero sobre todo sapiencia: genitales, músculos, corazón y cerebro.

Virilidad y virtud no comienzan igual por casualidad. La virilidad es virtuosa.

La virilidad más que fuerza física, es fortaleza espiritual.

Viril es toda persona con valor y coraje para superar o sobreponerse a situaciones difíciles, angustiosas, tristes, con riesgo de la propia vida,…; en este sentido nuestras abuelas sabían recurrir a la virilidad, pues no es exclusiva del varón.

Virilidad es nobleza, generosidad y honra.

Virilidad es gallardía, esfuerzo, arrojo para acometer empresas elevadas.

Virilidad es caballerosidad, desprendimiento y cortesía.

Virilidad es disciplina, sobre todo autodisciplina, autocontrol, moderación, contención, vencer las tentaciones y los vicios, mantener la calma ante la mayor de las provocaciones. La virilidad es necesaria para negar y negarse en rotundo.

Sin la virilidad el héroe no podría enfrentarse a malvados y tiranos.

Virilidad es equidad, dar a cada cual lo suyo.

Virilidad es ecuanimidad, presencia y constancia de ánimo.

Virilidad es saber conducirse y conducir con rigor y elasticidad: justicia y misericordia.

No puede entenderse la virilidad sin el honor, la cualidad moral que lleva al cumplimiento de los propios deberes respecto del prójimo y de uno mismo.

Las fuerzas oscuras siempre han intentado socavar la virilidad. La debilitan, difuminándola, desvaneciéndola en una cultura e ideología que la identifican falaz y perversamente como generadora de violencia. La ideología de género es su caballo de Troya.

El lado oscuro odia la virilidad porque es la fuerza del Espíritu humano, que impele a la acción y el combate en favor de la Luz. La virilidad es al espíritu, como la feminidad es al alma.

Una sociedad que expulsa y desprecia la virilidad, se almaniza, se debilita y es objetivo de saqueadores y oligarcas, los mismos de siempre, que creen maquillar su iniquidad bajo costosos trajes o hábitos. Los “depredadores” saben que sin el escudo de la virilidad, es fácil conquistar, someter y esclavizar las almas y con ellas sus cuerpos. El espíritu per se es inquebrantable, inconquistable, irreductible, no se somete a nada ni a nadie que sea contrario a la verdad, la sabiduría, la consideración altruista, el bien y la justicia absolutos, los cuales identifica en la voz de la Conciencia.

Es fácil percibir la virilidad en héroes y dioses mitológicos, en personajes históricos y ficticios; pero pocos la aprecian en Yeshúa ben Joseph, Jesús de Nazareth, quien es el autor y actor de la más elevada muestra de virilidad de la historia: no defenderse de falsas y pérfidas acusaciones, afrontar y resistir los castigos, aceptar su condena a muerte, perdonar, y pedir al Altísimo el perdón para quienes “sí sabían lo que hacían”.

la-verdadera-virilidad-significa-una-voluntad-fuerte-guiada-por-una-conciencia-delicada-aldous-huxley-100369

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en El Bien y el Mal, En clave de SOL, Sabiduría, Varones y Mujeres. y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s