El Salvador y Luz del Mundo.

Hoy Domingo de Ramos marca el inicio de un período de reflexión para unos pocos y de ocio-descanso para casi todos. Son los días en los que en nuestras sociedades occidentales “celebramos” el Misterio de la Pasión y Crucifixión de Jesús Cristo.

Estamos inmersos en un periodo de catarsis en el que son y serán cada vez más evidentes e intensos los síntomas y consecuencias de haber convertido el dinero en el único motor y meta de nuestras vidas. Ante las noticias que a todas horas nos impactan, el pensamiento mayoritario es: “YO A LO MIO, LO QUE NO ME AFECTA, NO ME INCUMBE”.

Nuestra necedad es ilimitada, ¿cuanto sufrimiento necesitamos para comprender?.

******

“El mundo sólo será feliz cuando posea a Jesucristo en él. Entonces la felicidad reinará sobre la Tierra, y la paz y la prosperidad nos pertenecerán.

¿Qué es Jesucristo? ¡Es el Amor, la Sabiduría y el Poder, Él es la fuente de las inclinaciones puras que conducen a la iluminación interior!

Allí donde él está, se encuentra la dignidad del hombre, la beatitud del corazón purificado; Él solo carga con el peso que nos tiene sumergidos, profundamente, en la miseria.

Las penas y los sufrimientos desaparecen allí donde reina Su espíritu en el corazón; con Él, los días son días de primavera y las horas deliciosas.

Los príncipes que reinan gracias a Él no tienen igual; sólo el Amor es su reino.

Hagamos un esbozo de la bendición que nos llegará cuando la humanidad entera, unida por el Amor, resida en Su Templo:

Los príncipes serán los padres de su pueblo; los sacerdotes serán sus médicos; y sólo a Él, el Gran Salvador de los hombres, deberemos tal felicidad.

Todos los que se rehuían o se odiaban, el judío y el Gentil, el poderoso y el miserable, todos los que ahora se hallan en discordia vivirán en mutua armonía.

Los remedios se prepararán preveyendo la convalescencia del enfermo y una ternura fraternal velará por el hombre pobre.

Se alimentará al hambriento; el desgraciado encontrará apoyo y el extranjero hospitalidad.

Ni la viuda llorará más ni el huérfano permanecerá desconsolado; todos tendrán lo suficiente, porque el Señor cuidará de todos.

El Espíritu y Verdad estarán en el Templo; el corazón y la boca celebrarán el servicio del altar; y el sello sagrado de la Divinidad garantizará la dignidad del sacerdote.

La sabiduría será la joya suprema de las diademas terrestres; el Amor reinará en el Santuario y hará del mundo un paraíso.

No más inmolaciones de hermanos sobre sangrientos cadalsos; somos ramas de un mismo árbol y cada uno es necesario a los demás.

Los cirujanos actuales que cortan arbitrariamente los miembros, conservarán sabiamente los cuerpos como si se tratase del suyo propio.

¡Ah! ¿qué veo? ¡Esta alegría jamás la había sentido mi corazón!: El Cristiano y el judío. El Mahometano y el pagano caminan juntos dándose la mano!

El lobo y el cordero estarán en las praderas y el niño jugará con la víbora, porque las naturalezas enemigas serán reconciliadas por el amor.

¡Y tú, peregrino en búsqueda del descanso, sigue algunos pasos más por el Camino, entonces podrá girarte! ¡Poco a poco, ya cae el Velo del Santuario Interior!

¡Mira cómo el murciélago y la lechuza huyen ante el Sol naciente; cómo el error, la noche y los prejuicios descienden de nuevo a la morada de las sombras!

¡La nueva tierra comienza, un tiempo nuevo está cerca; el Espíritu de Jesucristo dice: ¡”sea”! y así es de inmediato.

Esta aquí, diríase que se puede ver… Pero no, debe permanecer invisible hasta que caiga el Velo.

Sólo entonces, ninguna revolución amenazará ya más a la Tierra; Él, la felicidad de las naciones, el Señor, está cerca.

Aunque el espíritu de las tinieblas empujase millares de hombres a degollarse entre si, acabaría huyendo, porque la victoria ha sido prometida al Amor.

Dios se sirve de armas extranjeras cuando su pueblo Le olvida totalmente; el pecado, fuente de los males, se convierte en el castigo del pecado.

¡Sin embargo, si una sola lágrima cae de los ojos del pecador, la escena de dolor cambia porque su padre está cerca!

Uno sólo gobierna y conduce todo según los designios de Su Sabiduría. Algunos de los que combaten por Él lo ignoran con frecuencia.

Muchos hombres no sólo han conocido más que lo que se percibe por la mirada de los sentidos. ¡Cuánto se asombrará el mundo cuando el Velo sea levantado!

Entonces, filósofos orgullosos, os alejaréis, confundidos, de Aquél en quien los sabios esperan, y que es su luz y su felicidad.

La razón, a la que divinizáis, no es más que la simple luz de los sentidos: aquel que sube por la escalera de Babel, no puede alcanzar la Verdad.

Vuestra obra será aniquilada por Aquel que esparce la arena a merced del viento; ¡todo error deberá eclipsarse ante la majestad de la Fe!.”

Karl von Eckartshausen. en “La Nube sobre el Santuario”.
.
.
JESUS_lava_pies_apostoles

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DIOS, Sabiduría, Verdad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Salvador y Luz del Mundo.

  1. María dijo:

    Gracias por traernos textos tan edificantes!.
    Efectivamente, yo ya siento y de hecho vivo en algunos ratos, que cada vez se van alargando más, en ese Reino.
    Pero en el Nuevo Reino no serán necesarios los médicos porque las personas que lleguen “allí” ya saben que no existe la enfermedad porque ésta es un síntoma de un bloqueo emocional ( un odio, resentimiento, rencor no resuelto. O celos, envidias, orgullo, arrogancia…en definitiva MIEDOS).
    Tampoco habrá pobres porque ya sabrán todos que Dios es AMOR y Dios nos da abundantemente todo lo que podamos necesitar para vivir muy cómodamente y si de verdad lo creemos, con auténtica y entregada fe, lo CREAREMOS en nuestra realidad física.
    Las personas que ya tenemos un pie “allí” damos fe con nuestro testimonio y nuestra vida que eso es real.
    Hay una Ley inalterable que siempre actúa: ” lo que verdaderamente CREES en tu corazón, bueno o malo, eso es lo que CREAS en el exterior”.
    La realidad exterior, lo que percibimos como real no lo es, es sólo nuestra proyección inconsciente.
    Lo auténtico real, lo VERDADERO, es el AMOR.
    Todo lo demás es MIEDO y éste ni siquiera existe, está sólo en nuestra mente.
    Ya hay muchas personas que tenemos muy claro que nada de ahí afuera es real y lo sabemos porque hemos experimentado que disolviendo una vieja “creencia” heredado o implementada por la educación sobre un hecho concreto ( la crisis, la enfermedad, la maldad, etc) nuestra realidad cambió radicalmente y hechos que hasta el momento de la “demolición” de la creencia se repetían
    invariablemente, después de la misma los acontecimientos son totalmente diferentes.
    Son los Milagros que Jesucristo nos aseguró que nosotros haríamos muchísimo más que Él. Porque sólo se trata de saber que lo único que existe es el AMOR, que DIOS es AMOR y nada que no sea AMOR puede existir
    El “Camino” no es fácil porque el AMOR ha de ser verdadero, se ha de tener integrado en el Corazón y para ello debemos AMAR TODO lo que no nos gusta, lo que no soportamos de los otros, porque eso que no nos gusta de los demás sólo es un reflejo de mi propia oscuridad.
    Al Nuevo Mundo sólo se accede sI vibramos
    en puro AMOR, si toda nuestra esencia y
    nuestro cuerpo físico tiene la energía del AMOR INCONDICIONAL, primero a nosotros mismos, porque si hay algo verdaderamente difícil es Amarse a si mismo incondicionalmente, automáticamente después viene el Amor incondicional s los demás y entonces ya estás en el Nuevo Reino, el Paraíso o quinta dimensión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s