¿ Qué tienen en común…?

Sé que entro en un terreno espinoso, pantanoso y alejado del ámbito espiritual ( no tan alejado),  pero he sido compelido a hacerlo y aceptar sus riesgos. Pretendo que aquellos que sean poseedores de un discernimiento real, es decir de una consciencia discriminativa se esfuercen en identificar el orígen o causa  de las siguientes ideas y hechos, que para la inmensa mayoría son inconexos entre sí: (no he mantenido expresamente un orden relacional)

– La paradoja de que cuanto más se invierte en erradicar el hambre, más hambrientos hay.
– Los programas del canal de televisión MTV.
– Los libros y películas de Harry Potter o Dragon Ball Z.
– La proliferación de videntes y astrólogos, especialmente la creciente audiencia que tienen    en sus programas de televisión emitidos de madrugada.
– La aceptación y regulación de los macrobotellones.
– La píldora del día después y la legalización cada vez más amplia de los plazos de aborto.
– Las actuales políticas de género e identidad sexual.
– El “culto” a cantantes como Lady Gaga o Black Eyed Peas por un lado, y Tokio Hotel, Avril Lavigne o Justin Bieber por otro.
– La música black-metal y la “devoción” que sus fans le profesan: culto y simbología.
– La corrupción política
– La mano con el símbolo del puño cornudo.
– La pedofilia y en particular la originada entre el clero.
– La crisis financiera.
– La saga de películas Crepúsculo, Luna Nueva, etc.
– La cirugía estética, el Botox, los cosméticos milagro, el culto al cuerpo.
– La proliferación de drogas sintéticas.
– Los programas “basura” de la televisión.
– Las mafias y organizaciones criminales.
– La pseudo-cultura de la tribu urbana de los góticos.
– El feminismo radical.
– La paradoja de que cuanto más se invierte en campañas contra las drogas, más aumenta      su consumo.
– Las actividades en las que por obtener “sensaciones” se pone en riesgo la propia vida.
– La tolerancia como valor prioritario a la disciplina.
– La cultura del “déjame ser como yo quiera”.
– El conflicto de Libia.
– El valor éxito medido sólo en términos monetarios, sólo eres y vales lo que tienes.
– Series de televisión como Sexo en Nueva York, Mujeres desesperadas o Desesperadamente ricas.
– El frentismo ideológico y en España su deriva cainita.
– Los videojuegos eufemísticamente denominados “de acción”.
– Las producciones de Disney de los últimos 15 años.
– La lucha de sexos.
– La alienación parental.
– El fanatismo en el futbol.
– Los nacionalismos identitarios.
– El poder de la industria farmacéutica.
– El extraordinario crecimiento de los trastornos mentales y con ellos el de psicólogos y            psiquiatras, o viceversa.
– La prescripción de psicofármacos para la más mínima perturbación del estado de ánimo:“No tenemos tiempo para escuchar a todo el mundo, toma esto y te sentirás mejor.”
– La unificación de las políticas informativas de los medios de comunicación. Todas las              portadas de diarios son iguales.
– La adulteración de la carne. La administración intensiva de fármacos y hormonas al ganado.
– Los transgénicos en todas las plantas de uso alimentario.
– Los estimulantes y energizantes publicitados y suministrados como bebidas inocuas.
– El control sobre el agua.
– Las sectas.
– El SIDA y otras enfermedades de orígen reciente y todavía no clarificado.
– La degeneración del fenómeno fan, su aceptación y simpatía en edades cada vez más tempranas: “si no eres fan de alguien no eres normal”.
– Los cataclismos ocurridos en día 11.
– Los atentados terroristas y en especial los acaecidos también en día 11.
– La aceptación generalizada entre los miembros de toda unión o asociación humana –             desde una pareja hasta una nación – de : “yo/nosotros antes que los demás” , “ la verdad     es mía/nuestra” y/o “si no estás con nosotros-conmigo, estás contra nosotros/mí ”.
– La justificación de la mentira como un mal menor, incluso como un bien si se obtiene un        beneficio.
– La identificación de lo moral exclusivamente con lo sexual, si se acepta que la sexualidad      es individual y que nadie puede limitarla, por extensión se acepta que toda moral es              individual y por tanto relativa.
– La creencia de que todo puedes hacerse mientras no hagas daño a otro. Pero por si acaso      “ponte esta venda” y así protegerás tu libertad.
– La idea de que el siglo XXI será el siglo de las mujeres y que sólo ellas podrán cambiar el      mundo.
– El menosprecio a la formación humanística: ¡ No filosofees !.
– Tirar colillas, papeles y todo tipo de basura en la vía pública y en caminos forestales.
– La desprotección de la infancia frente a los medios de comunicación, especialmente a la          televisión, internet y la radio.

Hay muchas más… pero creo que las enumeradas son suficientes para este ejercicio de la consciencia. Todas las anteriores tienen al menos un “elemento” en común.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en El Bien y el Mal, En clave de SOL, Filosofía, Sabiduría, Verdad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿ Qué tienen en común…?

  1. Tomàs dijo:

    En común tienen…: ahora se está produciendo la “Segunda venida de Cristo” y como bien sabemos, viene no como un cordero sino como un león. Esto significa que a nivel individual cada uno tiene que rendir cuentas y está sucediendo así. Como el mal no quiere que reflexionemos y nos perdamos, contraresta con más fuerza, de aquí todo lo que enumeras que nos parece un avance cuando es un retroceso. Esto es la manifestación anunciada en el Apocalipsis, que lo es a nivel individual y se expresa globalmente pero no se trata del fin del mundo que no va a suceder, sino del fin de nuestro mundo individual. No sé si se entiende y perdón por no poder deshacerme de la vertiente espiritual pero es que la materia no existe sin el espíritu.

  2. Ely dijo:

    Sonará a simplismo, y sin animo de ser poseedora del discernimiento real (tan solo es mi VERDAD), me atrevo a “sentir” que lo que tienen en común es el Des-AMOR y permite que rescate que, es a través de esa esencia espiritual por la que transitas que podemos llegar a llenar el vacío que nos conduce a esas búsquedas externas y encontrar la plenitud en nuestro interior.
    Un abrazo

  3. Pablo dijo:

    Pío Baroja escribía en “El mundo es ansí”: “Si uno va buscando la verdad, va sintiendo odio por la palabrería, por la hipérbole, por todo lo que lleva oscuridad a las ideas”. (pg 226)
    Arthur Schopenhauer hacia incapié en que el dinero es la felicidad humana in abstracto; cuando ya no somos capaces de disfrutarla in concreto, nos apegamos de todo corazón a él.

    Herman Hesse concluía: La gente no paga gustosa con confianza y amor, prefiere pagar con dinero y mercancías.

    Mi opinión es que toda la acumulación de maldad que parece desarrollarse es fruto del aumento del hombre animal (inconsciente), del afán de pertenecer a un grupo para encontrar en él una identidad fácil de lograr (sin referencias éticas o criterios profundos), del miedo absoluto de mostrarse cada uno como es y vivir en la verdad (nuestra y del otro), y finalmente, de la plataforma que crea un conflicto para acrecentar poder (en todas las relaciones) “yo soy más si sé y el otro ignora la verdad”. No hay nada mejor que envilecer para dominar.

  4. Andrés Ramírez dijo:

    Todas son acciones para que la humanidad este llena de miedo, confundida y engañada, pero lo mejor de todo esto es que la fé y el amor nos abriran las puertas del reino de Dios, así el mal se erradicará, conoceremos la verdad y serremos libres.

  5. Morféo dijo:

    La causa o fuente primera de los hechos es Baphomet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s