Dios no sólo actúa en quienes están en su Iglesia.

Mi vivencia reciente es testimonio de que Dios no repara en condición alguna de creencia, dogma, filosofía, teología o religión. Él mira directamente en tu corazón, lo sondea y si ve que albergas anónima e inconscientemente a su Hijo, Cristo, le dice a este “tráeme a esta oveja”. Si Dios lo quiere, te quiere, te llama, por mucho que tu ego y tu mente se resistan, acabarás yendo mansamente hacia Él de la mano de su Hijo.

Yo no era precisamente un católico modelo, simpatizaba con el Cristianismo, pero más ideológicamente que de facto. Mi espiritualización, el proceso de emergencia de mi verdadero Yo, mi espíritu y su conquista de mi ser, ha transitado por una senda personal, poco ortodoxa según los cánones de la Iglesia – de cualquier iglesia -, pero muy eficiente porque como experimento y confirmo cada día, está guiada directamente por el Espíritu Santo y en compañía de Cristo.

Quienes me conocen son los primeros sorprendidos de mi trasmutación. Ellos saben que yo era una persona firme en mis fundamentos, convicciones, ideas y creencias; ninguno de ellos me calificaría de ser maleable, muy al contrario, sólido, inmutable, inexpugnable para todo lo tendencioso o inconsistente, rebelde a veleidades de cualquier tipo, y desde luego casi imposible de ser convencido de lo que considero no razonable. Hoy sigo siendo la misma persona pero moldeada y pulida a Su imagen y semejanza.

Me preguntan y yo contesto:

” Apeló desde mi corazón a mi razón, me mostró y demostró mis errores, debatí con Él oponiéndole todo sesudo razonamiento y justificación que mi mente era capaz de elaborar, pero tras unas cuantas batallas dialécticas Él triunfó, fué una derrota dulce y me dejé conquistar porque la Verdad es poderosa, seductora, cautivadora, apasionante, arrebatadora…, pero sobre todo irresistible.”

Veamos que opina la respecto el teólogo Karl Rahner:

” Uno puede recibir la impresión de que toda la tarea salvífica en la Iglesia es llevada a cabo por Dios exclusivamente a través de la jerarquía. Esto sería una concepción totalitaria de la Iglesia, que no corresponde a la verdad católica, aunque se encuentra en muchas cabezas clesiásticas. Sería una simple herejía sostener que Dios opera siempre en su Iglesia exclusivamente a través de la jerarquía. Dios no ha dimitido en su Iglesia a favor de ella. El Espíritu no sopla de tal manera que su acción comience siempre por las autoridades eclesiásticas supremas. Existen efectos carismáticos del Espíritu, consistentes en nuevos conocimientos y en nuevas formas de vida cristiana, orientados hacia decisiones nuevas, de las cuales se encuentra la paz y el Reino de Dios. Son efectos del Espíritu, que aparecen en la Iglesia donde el Espíritu quiere. Puede El conceder una tarea, grande o pequeña, para el Reino de Dios, a pobres, a pequeños, a mujeres, a niños, a incultos, a cualquier miembro no jerárquico de la Iglesia. Los jerarcas ciertamente deben examinar la obra del Espíritu en los carismáticos, mediante el carisma del discernimiento de los espíritus y el de gobierno. Deben regularla y orientarla, etc.; pero la jerarquía nunca deberá entender, ni velada ni abiertamente, que posee el Espíritu de manera autónoma y exclusiva y que los miembros no jerárquicos son meros ejecutores de órdenes o impulsos que provengan sólo de la Jerarquía. La Iglesia no es un estado totalitario en la escena religiosa y no es correcto insinuar que todo funcionaría en la Iglesia de un modo óptimo, si todo fuera institucionalizado al máximo, como si la obediencia fuese la virtud que sustituyese plenamente a todas las demás, incluso a la iniciativa personal, a la búsqueda particular del impulso del Espíritu, a la propia responsabilidad, negando todo carisma particular recibido directamente de Dios”

Karl Rahner

Anuncios
Esta entrada fue publicada en DIOS, En clave de SOL, Espiritualidad, Religión, Verdad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dios no sólo actúa en quienes están en su Iglesia.

  1. El Soñante dijo:

    Bien se dice “el espiritu santo se manifiesta donde él lo desea” y ciertamente muchas veces no importa el credo que uno profese para ser atraido por Dios.

    Un saludo desde http://lunare.wordpress.com/ ojala puedan pasar a dejar un comentario en mi blog gracias de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s