La depresión como senda espiritual.

Anselm Grün es un monje benedictino alemán, doctor en psicología, teología y ciencias empresariales, cuya obra espiritual y teológica provoca cierta polémica en los sectores más tradicionales de la Iglesia Católica.

El siguiente texto está entresacado de ” El camino espiritual como camino saludable” :

” De acuerdo a C. G. Jung, el conocido psicólogo suizo, la enfermedad del hombre moderno se origina por haber éste cortado los lazos que lo mantienen unido a su origen: el manantial divino. El ser humano se ha convertido en un extraño hasta para sí mismo, alejadísimo de su naturaleza divina, lejano a la esencia de su ser. Ciertamente intuye la existencia de esa otra dimensión: la espiritual, trascendente y divina. Sin embargo no llega a experimentarla en este nuestro mundo. Las palabras relacionadas con Dios no le tocan.

Tampoco lo hacen las que provienen de Dios, -las palabras de la Sagrada Escritura-, ya que no aciertan a darle en el blanco. Si a pesar de todo llegan a acertarle en el corazón, se disipan cual estrellas fugaces que para nada iluminan su tenebroso camino. No modifican ni un ápice su vida. ¡Son tantos los que actualmente buscan ayuda en la psicoterapia, en el esoterismo y hasta en otras creencias religiosas! ¿Por qué será que siguen de largo sin descubrir el camino espiritual que el cristianismo les ofrece? ¿Habremos olvidado el adecuado lenguaje? o ¿será que lo recorremos poco convincentemente? […]

[…] Consideremos la depresión, que afecta actualmente a tantísimas personas. Muchos ven en ella una enfermedad de la que es necesario liberarse lo más rápidamente posible. Combaten sus sentimientos depresivos.

Pero con eso se obstruyen el camino que lleva a su interior y que conduce hacia Dios. No está en nuestras manos elegir tener o no predisposiciones para la depresión, Pero si soy depresivo mi camino hacia Dios no consiste en hacer caso omiso de ella, sino en convertirla en camino que me conduce hasta Dios. La depresión le roba a mi ego la falsa ilusión de poseer un humor siempre parejo, de que veo siempre lo positivo, de que tengo mi vida en mis manos. Tengo una herida, mi talón de Aquiles. No tengo por qué ocultarla o aislarla. Ella es justamente la rendija por la que Dios se escurrirá hacia mí. Precisamente allí puedo tener experiencia de Dios. Y si a través de mis heridas logro unirme a Dios, entonces la experiencia de mi unificación se transforma simultáneamente en experiencia de salud salvadora. Pues ser y experimentarse uno es ya saberse y estar sano y salvo. La verdadera salud del ser humano pasa para mi persona a través de mi experiencia de Dios. No podemos exigir dicha experiencia.

Sólo podemos prepararnos para ella. Pero Dios vuelve una y otra vez a mostrarse sorpresiva y sorprendentemente. Simplemente debemos contar y confiar en que Dios se nos mostrará por mucho que tengamos que sufrirnos a nosotros y nuestra situación. Si experimentamos a Dios somos uno (y estamos unificados). Sin embargo al instante siguiente volveremos a experimentar la lejanía de Dios. Volveremos entonces a sentirnos desgarrados .Debemos soportar vivir en tensión permanente: entre cercanía y lejanía de Dios, entre estar sanos y sabernos enfermos, entre estar en la luz y en las tinieblas, entre sabernos fuertes y débiles, entre vaciedad y plenitud de amor.”

En este otro texto “La mitad de la vida como tarea espiritual” , Grün hace un análisis de la crisis de vocación en los monásticos que alcanzan la mitad de su vida. Sus observaciones son perfectamente aplicables a cualquiera de nosotros.

.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Materia, Mente y Cerebro, Varones y Mujeres. y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La depresión como senda espiritual.

  1. zambullida dijo:

    Para resucitar hay que morir primero y bajar, si fuera necesario, a las simas del infierno. Hay muchos, no todos, que necesitan este viaje para buscar a Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s