Mi “ración” diaria de lectura espiritual.

¿ Por qué cada día leo textos de espiritualidad ?

De la misma forma que mi cuerpo necesita nutrirse, mi alma y mi espíritu también necesitan alimento, y lo encuentro en abundancia en el pensamiento y obra de aquellos que en Occidente y Oriente fueron inspirados por su Espíritu. En las páginas de sus libros leo mis propias experiencias, me veo reflejado, una voz interior clama: “¡ Soy yo !”, y su eco se expande hasta alcanzar la punta de mis dedos. “¡Sí, soy yo y estoy vivo!”, y es entonces cuando la Verdad y la Sabiduría que dormían en lo más profundo, van despertando y ocupando su lugar aquí y ahora. Cada día tomo mi ración de “ kilocalorías” espirituales para mantener el fuego de mi regeneración , el fuego que quema mi antiguo Adán y el que energetiza a mi nuevo Adán para hacerlo crecer. Su sabor nunca satura, ni sus porciones empachan.

 Sus efectos son inmediatos, las frases con sus “proteínas, vitaminas y minerales” pentran por mis ojos y se expanden por todo mi sistema nervioso, amansando mi bestia, regocijando mi alma e iluminando mi espíritu.

Pero no me engaño y nos os engañéis, la espiritualidad no se alcanza mediante la ávida lectura, ésta es un medio para que la Palabra de Dios, sea cual sea nuestro credo, penetre en el pensamiento y modifique nuestra programación, nuestros hábitos, deseos, intereses…, de modo que tan pronto sea posible, busquemos o surja la oportunidad, las palabras se conviertan en acción.

Del cap. 4. “Semillas de Contemplación” de Thomas Merton:

“Para llegar a ser yo mismo, debo dejar de ser lo que siempre pensé que deseaba ser, y para hallarme a mí mismo debo salir de mí, y para vivir debo morir.

La razón para ello es el haber nacido en el egoísmo; por esto mis esfuerzos naturales por hacerme más real y más yo mismo, me hacen menos real y menos yo mismo, porque giran en torno a una mentira.

Sólo pueden hallarse a sí mismos afirmando sus propios deseos, ambiciones y apetitos en lucha con el resto del mundo. Intentan llegar a ser reales imponiéndose a otros, apropiándose una parte de la limitada provisión de bienes creados y subrayando así la diferencia entre ellos y los demás hombres que tienen menos que ellos o no tienen nada.

Sólo pueden concebir un modo de llegar a ser reales: separarse de los demás y levantar una barrera de contraste y distinción entre ellos y los otros hombres.

Yo tengo lo que tú no tienes. Yo soy lo que tú no eres. Yo tomé lo que tú no pudiste tomar; yo me apoderé de lo que tú nunca pudiste alcanzar. Por lo tanto, tú sufres y yo soy feliz, tú eres despreciado y yo alabado, tú mueres y yo vivo; tú no eres nada, y yo soy algo; y yo soy tanto más por el hecho de que tú no seas nada. Y así paso mi vida admirando la distancia entre tú y yo; a veces esto aún me ayuda a olvidar a los otros hombres que tienen lo que yo no tengo, y han tornado lo que yo fui demasiado tardo para tomar, y se han apoderado de lo que estaba fuera de mi alcance, que son alabados como yo no puedo serlo y que viven de mi destrucción.

El hombre que vive así vive en la muerte. No puede hallarse porque está perdido; ha dejado de ser una realidad. La persona que él cree ser es un mal sueño. Y cuando muera descubrirá que hacía tiempo había dejado de existir, porque Dios, que es realidad infinita y a cuya vista está el ser de todo lo que es, le dirá: “No te conozco”.

Activa tus altavoces.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Belleza, DIOS, En clave de SOL, Espiritualidad, Sabiduría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mi “ración” diaria de lectura espiritual.

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s