“Eliminen el dinero”.

Veamos qué opina Dios respecto al sistema financiero de los humanos y la”revolucionaria” propuesta que comparte con Donald N. Walsh en su libro “Conversaciones con Dios” .

*********

[…] Al respecto, como en todas las cuestiones realmente importantes que afectan la calidad y el estilo de vida en tu planeta, se presenta un patrón que es fácilmente discernible. En este mundo acuñaron una frase que responde perfectamente a tu pregunta: “Sigue la senda del dinero”.

 ¿Cómo podemos alguna vez empezar a tener la esperanza de resolver estos problemas cuando luchamos por algo tan común y tan insidioso como esto?

Muy sencillo. Eliminen el dinero.  Sí. O, por lo menos, eliminar su invisibilidad.

La mayoría de las personas ocultan las cosas de las cuales se avergüenzan o no quieren que otros las conozcan. Ésa es la razón por la cual la mayoría oculta su sexualidad, y casi todos ocultan su dinero. Es decir, no son abiertos respecto a estas cuestiones. Consideran su dinero como un asunto muy privado. Y ahí radica el problema.

Si cada una de las personas supieran todo lo relacionado con la situación económica de los demás, habría una sublevación en el país y en el planeta, que no tendría semejanza con nada que se haya visto. Y como secuela de eso habría justicia y equidad, honestidad y verdad en beneficio de lo prioritario en la conducción de los asuntos humanos.

Por ahora, no es posible introducir al mercado la justicia o la equidad, o el bien común, dada la facilidad con que se oculta el dinero. En realidad, se le puede tomar y ocultar físicamente. Asimismo, hay toda suerte de medios por los cuales los contadores creativos pueden maniobrar para que se “oculte” o “desaparezca” el dinero de las empresas y las personas. […]

Ya es hora de sacar a la luz la forma en que se maneja la compensación de bienes y servicios en este planeta.

 No es una sugerencia es un desafío. Desafío al ser humano a tirar todo su dinero, todos sus papeles y monedas y unidades monetarias individuales, y a empezar de nuevo. A elaborar un sistema monetario internacional que sea abierto, totalmente visible, rastreable de inmediato, y completamente explicable. A establecer un Sistema de Compensación Mundial por medio del cual se otorguen Créditos por servicios prestados y bienes producidos, y Débitos por servicios usados y productos consumidos.

Todo estaría en el sistema de Créditos y Débitos. Restituciones por inversiones, herencias, ganancias por apuestas, salarios y sueldos, propinas y gratificaciones, todo. Y nada podría comprarse sin los Créditos. No habría otra moneda negociable. Y los registros de todas las personas estarían abiertos al público.

Se ha dicho: muéstrame la cuenta bancaria de un hombre, y te mostraré al hombre. Este sistema se acerca a ese escenario. Bajo el nuevo Sistema de Compensación Mundial, SCM, la transferencia de Débitos y Créditos sería inmediata y totalmente visible. Es decir, cualquiera y todos podrían inspeccionar la cuenta de otra persona u organización en algún momento. Nada se mantendría en secreto, nada sería “privado”.

Cada año, el SCM deduciría 10 por ciento de todas las utilidades de los ingresos de aquellos que voluntariamente solicitaran esa deducción. ¡No habría impuestos sobre la renta, no habría que presentar formas, no aparecerían deducciones, no se construiría una “escotilla de escape” ni se elaborarían medios para dificultar y confundir los datos! Puesto que todos los registros estarían abiertos, cualquier persona en la sociedad podría observar quien estaba eligiendo ofrecer 10 por ciento par el bien general de todos, y quién no. Esta deducción voluntaria se destinaría al apoyo de todos los programas y servicios del gobierno, de acuerdo con la votación del pueblo.

Todo el sistema sería muy sencillo y todo muy visible. […]

[…] Porque ese sistema haría imposible que las personas hicieran algo que no quisieran que supieran los demás. Sin embargo, ¿por qué querrían hacer algo así? Te diré la razón. Porque actualmente viven en un sistema social interactivo basado en “sacar ventaja”, “obtener beneficio”, “lograr lo máximo” y “la supervivencia del llamado más apto”.

Cuando el principal objetivo y la meta primordial de la sociedad (como es el caso en todas las sociedades realmente iluminadas) sea la supervivencia de todos;  el beneficio, igualmente, de todos; el suministro de una buena vida para todos, entonces desaparecerá la necesidad del secreto y los acuerdos callados y las maniobras bajo la mesa y el dinero que puede ocultarse.

¿Te das cuenta de cuanta corrupción antigua, por no hablar de injusticias e inequidades menores, se eliminarían por medio de la aplicación de este sistema?

El secreto aquí, el santo y seña aquí, es la visibilidad.

Yo te digo: nada genera justicia con más rapidez que la visibilidad.

Visibilidad es simplemente otra palabra para verdad.

Conoced la verdad, y la verdad os liberará.

Los gobiernos, las corporaciones, la gente de poder lo saben, y por esa razón nunca permitirán que la verdad – la verdad simple y evidente – sea la base de ningún sistema político, social o económico que inventen.

En las sociedades iluminadas no hay secretos. Todos saben lo que tienen los demás, lo que ganan los demás, lo que se pagan en salarios e impuestos y beneficios, el precio que impone cada corporación y lo que compra y vende y por cuánto y para cuánta utilidad […]

¿Sabes la razón por la cual esto sólo es posible en sociedades iluminadas? Porque en las sociedades iluminadas nadie está dispuesto a obtener algo, o a tener algo, a expensas de otro. […]

Botín, Rockefeller, Rothschild, Morgan, Soros y compañia tomen nota…. Recuerden que: “Le es más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.”

*************

Necesitas activar los altavoces para oir el doblaje en español.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economia, El Bien y el Mal, Globalización, Justicia, Sabiduría, Verdad. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a “Eliminen el dinero”.

  1. zambullida dijo:

    En mi humilde opinión, ninguna revolución ( tú hablas de sublevación planetaria) va a traer ni la paz ni la equidad ni la justicia. Prueba de ello son las incontables revoluciones que nos han acometido, en diferentes países, a lo largo de la Historia. Es legítimo aspirar a esa justicia, pero ningún fin justifica los medios y no creo que la sublevación sea la forma más sensata de arreglar el mundo. En cualquier caso, sólo conoceremos la verdadera justicia en la otra vida, en el Reino de los Cielos, aunque aquí paladearemos algo de ella ( yo ya lo he hecho, en mi pequeño mundo, en mi diminuta existencia).

    Hay una cosa clara: no ser puede servir a Dios y al dinero; hay que elegir, lo que no significa condenarse a la pobreza, sino no encaminar todos nuestros objetivos a su obtención.

    No creo que Dios se mezclara en sistemas financieros de ninguna clase. “Dad al César lo que es del César y a Dios, lo que es de Dios”.

  2. Querida Zambullida,
    Feliz de reencontrarte.
    No hablo ni propongo sublevación alguna. El texto me pareció potente para provocar la reflexión en las mentes de personas como tú. Evidentemente que esta utopía es muy difícil de realizar, pero no es imposible. Imagina, Dios no lo quiera, que un meteorito nos impactara y que solo sobrevivieran unos millones de personas ¿ No sería acaso el único sistema viable para beneficiarse de la mutua y vital colaboración?

  3. zambullida dijo:

    No lo creo. Esa colaboración de la que hablas se puede dar ya mismo. No es más que ponerse manos a la obra y ser, al tiempo, consciente de nuestras limitaciones.

    Hace tiempo que desterré las hipótesis de mi vida. El aquí y el ahora. El resto no existe.

  4. Se nota que tienes el libro “El Poder del Ahora” de cabecera….

  5. zambullida dijo:

    ¡Ja,ja,ja! Pues, te lo creas o no, no me lo he leído nunca. Eso sí: me lo han recomendado. Un día de éstos… Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s