¿ Te está sucediendo ?

1. Dolor y malestar general, especialmente en el cuello, hombros y espalda.
Este es el resultado de intensos cambios a nivel de tu ADN, ya que la “Semilla Crística” se está despertando en tu interior. Esto pasará.

2. Sentimiento de profunda tristeza interior sin razón aparente.
Estás liberando tu pasado (de esta vida y de otras) y esto es lo que provoca en ti este sentimiento de tristeza. Es similar a la experiencia de mudarte de una casa donde has vivido durante muchos años hacia una nueva casa, aunque deseas tu nueva casa, hay una tristeza por dejar atrás las memorias, energías y experiencias que has vivido en tu casa vieja. Esto también pasará.

3. Llorar sin ninguna razón aparente.
Es similar al punto 2 anterior. Es bueno y saludable dejar que las lágrimas fluyan. Ayuda a liberar la vieja energía dentro de ti. Esto también pasará.

4.  Repentino cambio de trabajo o carrera.
Es un síntoma muy común. A medida que tú cambias, las cosas alrededor tuyo también cambiarán. No te preocupes por encontrar el “perfecto” trabajo o carrera ahora. Esto también pasará. Estás en transición y puedes hacer varios cambios de trabajo antes de que te instales en aquél que te haga desarrollar tu pasión.

5.  Retiro de las relaciones de familia.
Estás conectado/a a tu familia biológica a través de tus viejos karmas. Cuando te apartas de tu ciclo kármico, las uniones con las antiguas relaciones se liberan. Parecerá como que te estás separando de la familia y los amigos. Esto también pasará. Después de un período de tiempo, podrás desarrollar una nueva relación con ellos si esto es apropiado. De esta manera, la relación estará basada en la nueva energía sin los lazos kármicos de por medio.

6.  Patrones de sueño inusuales.
Es probable que te despiertes muchas noches entre las 2:00 y 4:00 de la mañana. Hay mucho trabajo que se está llevando a cabo dentro de ti y a menudo ocasiona que te despiertes para tomar “aire”. No te preocupes. Si no te puedes dormir, levántate y haz algo mejor que permanecer en la cama preocupándote por cosas humanas. Esto también pasará.

7.  Sueños intensos.
Pueden incluir sueños de guerras y batallas, así como también sueños con persecuciones o con monstruos. En realidad estás liberando las viejas energías dentro de ti, y estas energías del pasado son simbolizadas a menudo con guerras y situaciones que buscan una escapatoria. Esto también pasará.

8.  Desorientación física.
Muchas veces te sentirás fuera de la tierra. Serás especialmente desafiado con el sentimiento de que no puedes tener los dos pies en la tierra, o que estás caminando entre dos mundos. A medida que tu conciencia vive la transición hacia la nueva energía, tu cuerpo a veces puede quedar atrás. Pasa más tiempo con la naturaleza, para que la nueva energía se instale dentro de ti. Esto también pasará.

9.  Aumento de “charlas con uno mismo”.
Te encontrarás con que te hablas a ti mismo más a menudo.  Hay un nuevo nivel de comunicación que está teniendo lugar dentro de tu Ser, y tú estás experimentando la punta del iceberg con  la charla que estás teniendo contigo. Las conversaciones se incrementarán, y serán más fluidas, más coherentes y más profundas.

10.  Sentimientos de soledad, aún en compañía de otros.
Te podrás sentir sólo/a y removida de los demás. Sentirás el deseo de alejarte de grupos y multitudes.  Aún cuando los sentimientos de soledad causen en ti ansiedad, es difícil relacionarse con los demás en ese tiempo. Esto también pasará.  Empiezas a sentir que tu vacío interior se llena con un sentimiento y energía que propia de tu yo más profundo.

11.  Pérdida de pasión.
Te puedes sentir totalmente desapasionado/a, con poco o ningún deseo de hacer algo. Eso solo es parte del proceso. Pasa este tiempo “haciendo nada”.  No luches contra ti mismo/a, porque esto también pasará. Es similar a resetear una computadora. Necesitas cerrarte por un período breve de tiempo para permitir que el nuevo y sofisticado software sea instalado, o en este caso, la nueva semilla de energía Crística.

12.  Una profunda nostalgia por regresar a Casa.
Este es quizás el más difícil y desafiante de todos los puntos. Puedes experimentar un profundo y abrumador deseo de dejar el planeta y volver a Casa. Éste no es un sentimiento “suicida”. No está basado en enojo o frustración. No quieres hacer un gran hecho de esto, o causar dramas para ti o para otros. Hay una parte de ti que tan sólo desea regresar a Casa. La raíz que causa esto es muy simple: Tú has completado tus ciclos kármicos. Has completado tus contratos para esta vida. Estás listo/a para empezar una nueva vida aún en este cuerpo. Durante este proceso de transición, tienes una remembranza interna de cómo es estar al otro lado.

Si estás en una etapa en la que estés experimentando lo anterior deja un comentario, me gustaría conocerte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en En clave de SOL, Sabiduría, Varones y Mujeres.. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿ Te está sucediendo ?

  1. Rain dijo:

    Me suceden la mayoria de esas cosas, pero siempre fui una persona con problemas de fé, y el miedo a la nada es lo que mas me aterra y no deja de apuñalarme.

    • Hola Rain,

      ¿Fé? Si la entiendes como creencia, olvídalo. Las creencias no te ayudarán a encontrar la Verdad. Encontrar la Verdad es reencontrarte con tu auténtico ser en comunión con el Ser. Tu auténtico ser, fué, es y será. La forma con la que te identificas ahora no eres tú. Esto no es un galimatías. aunque pueda parecértelo.

      ¿La Nada ? ¿Sabes que el componente más abundante de lo que llamamos materia es lo que coloquialmente se conoce como “la nada”?.
      La materia se compone de átomos, su masa (casi el 100%) está concentrada en el núcleo, que es unas 100.000 veces menor que el átomo mismo. Los electrones vibran deslocalizados en una nube o espacio alrededor del núcleo. Esto quiere decir que los átomos se componen fundamentalmente de “nada”.

      Tú y yo somos materialmente hablando “nada”. Entender y comprender esa “nada” es el camino más fascinante del conocimiento humano. Es un viaje a través de la verdadera inteligencia, que es intelecto y sentimiento. No basta con saber hay que sentir para comprender la Verdad, porque la Verdad ( Dios, la Luz, el Ser como quieran llamarlo) no se le conoce cognitivamente, se le siente, y cuando tu verdadero ser llega a sentirlo plenamente, percibes que formas parte de Él, que eres parte de su conciencia, que Él es lo único que verdaderamente existe.

      Tienes miedo, tenemos miedo, porque estamos identificados con la forma en la vida terrenal, con sus apegos y anhelos, con la pérdida de lo que somos y tenemos en esta vida corpórea. No tengas miedo porque el miedo no es real, es una ilusión vinculada a la forma.

      Pierdes el miedo a medida que te internas en el fascinante camino al que me he referido antes y que se abre frente a tí únicamente con pasos de Amor. Comprender y desarrollar el verdadero Amor es el camino. Empieza por amarte a ti mismo ( autoestima ), ama a tu familia, a tus amigos, a las personas que se cruzan en tu vida, ama tu trabajo, ama cada instante, ama la Naturaleza….pero no ames poseer porque sucumbirás al miedo y perderás el camino.

      Una reflexión: ¿ Tienen forma las cosas importantes de la vida? ¿Se ven?.

      Puedes escribirme al email que figura en la página de contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s