Max Planck y Dios.

Es mi convicción y certeza que las ciencias no son antagonistas de la religiosidad o de la espiritualidad, todas ellas son formas distintas de conocer al Creador, a Dios.

Al respecto, hay dos científicos que merecen especial atención, pues representan la entrada de la ciencia en un nuevo paradigma: la confluencia entre ciencia y religión.

Albert Einstein (1879-1955)  y Max Planck (1858-1947)

No hay ningún ateo mínimamente cultivado que ponga en duda las aportaciones al conocimiento del Universo de estos dos genios.

Hoy hablaré de Planck y dedicaré una entrada posteriormente a Einstein y su concepción del Creador.

max_planck

Planck es el padre de la Teoría Cuántica y Einstein  de la Teoría de la Relatividad, Cosmología Física y la Teoría de Campo unificada.

Todas ellas consideradas las puertas que comunican la ciencia y la espiritualidad.

Sobre Max Planck dijo el científico Werner Héinsenberg lo siguiente:

“Max Planck fue el último gran representante de la época clásica de la física, y al mismo tiempo el que comenzó todo lo nuevo; en cierto modo actuando bajo la presión ejercida por las leyes naturales. Max Planck se vió inducido a apartarse de ciertas categorías de pensamiento, consideradas como evidentes hasta entonces”.

La disertación que dió Max Planck en un Congreso de Ciencias Físicas en Florencia, Italia, fue totalmente increíble al afirmar que la materia concreta es mera apariencia:

“En mi carácter de Físico y como hombre que ha dedicado su vida a la ciencia auténtica, a la investigación de la Materia, me creo a salvo de la sospecha de un fantasioso irresponsable. Por ello, y a raíz de mis exploraciones en el campo atómico, declaro lo siguiente:

No existe la materia en si.

Toda materia nace y permanece únicamente en virtud de una Fuerza que pone en vibración las partículas intraatómicas y las mantiene vinculadas semejando al más pequeño sistema solar del mundo. Siendo que en el Universo no existe fuerza inteligente ni fuerza eterna (abstracta) alguna (la humanidad nunca pudo inventar un “perpetum mobile”), debemos admitir detrás de la Fuerza mencionada la presencia de un Espíritu consciente inteligente, o sea que EL FUNDAMENTO ESENCIAL DE LA MATERIA ES DICHO ESPIRITU.

Ya que según vimos la Materia no existe sin este Espíritu, lo real, cierto y efectivo no es la Materia visible y transitoria, sino el Espíritu invisible e inmortal. Pero siendo que no puede haber espíritu en sí por pertenecer cada espíritu a un ser, debemos forzosamente admitir seres espirituales.

Ahora bien: como a su vez los seres espirituales no pueden ser por sí mismos, sino que deben ser creados, no vacilo en denominar a ese misterioso Creador como lo han nombrado todos los pueblos cultos de la Tierra en los pasados milenios: Dios”.

Tras cumplir 50 años Max Planck sufrió muchas tragedias personales. En 1909, su primera esposa murió después de 22 años de matrimonio, dejando dos hijos y dos hijas gemelas. Su hijo mayor murió en el frente de combate en la Primera Guerra Mundial en 1916; sus dos hijas murieron de parto. Durante la Segunda Guerra Mundial, su casa en Berlín fue destruida totalmente por las bombas en 1944 y su hijo más joven, Erwin, fue implicado en la tentativa contra la vida de Hitler que se efectuó el 20 de julio de 1944 y murió de forma horrible en manos de la Gestapo en 1945.

Todo este cúmulo de adversidades, aseguraba su discípulo Max von Laue, las soportó sin una queja. Al finalizar la guerra, Planck, su segunda esposa y el hijo de ésta, se trasladaron a Göttingen donde él murió a los 90 años, el 4 de octubre de 1947.

De entre sus citas más conocidas:

“Para las personas creyentes, Dios esta al principio. Para los científicos está el final de todas sus reflexiones.”

“Creo que la conciencia es fundamental. Creo que todo asunto deriva de la conciencia. Todo lo que hablamos, todo lo que consideramos como existente, es dictado por la conciencia.”

A mis lectores, no os quepa la menor duda de que cuanto más cerca está el hombre de la verdad científica más se acerca a Dios.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Ciencia, DIOS, Materia, Psique y Conciencia., Religión, Sabiduría, Verdad. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Max Planck y Dios.

  1. MAR dijo:

    AMEN!!! Gracias Me encanta 😀

  2. Jonathan dijo:

    Excelente Aporte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s