“El mal NO está en todos nosotros”

“No me considero tan distinto de personas que pueden cometer actos atroces. El mal está en todos nosotros, pero algunos lo saben dominar y en otros se manifiesta de forma más evidente. No soy un malvado ni una bellísima persona”.  Eduardo Noriega, actor.

Pues no Sr Noriega, lamento contradecirle y apenarme de que Vd a sus 36 años todavía no haya conocido personas que son esencialmente bondadosas. Yo conozco unas cuantas,  incapaces de reaccionar con maldad aún sometidas a una situación extrema.

Personalmente es la única distinción que me interesa y encuentro en mis congéneres:

– Los malvados, que lo son desde que tienen uso de razón.  Los psiquiatras lo denominan transtorno de personalidad antisocial  (TPA) y los clasifican en sociópatas y psicópatas.

– Los bondadosos, cuyo espíritu y voluntad les lleva a realizar el bien ” sin mirar a quien”.

– Los que intentamos vivir evitando el mal pero no siempre haciendo el bien, y que encontramos justificación en frases como:  ” Soy humano, cometo errores”,  ” El que esté libre de mal, que tire la primera piedra”   “El mal está en todos nosotros”, esperando obtener perdón y/o comprensión por nuestros malos actos.

Hay que distinguir entre un acto  malvado  de un acto malo.  El primero se realiza con premeditación y se obtiene placer con el mal causado, no hay arrepentimiento. El acto malo es aquel que se origina en la falta de control de la conducta primaria,  el egoismo y/o el resentimiento y del que al ser consciente provoca remordimiento.

El mal está en la voluntad del que lo realiza y en menor medida también en el que, pudiendo hacerlo,  no lo  impide o denuncia.

El Bien y el Mal no son conceptos meramente religiosos, ni filosóficos. ni tan siquiera culturales; no pueden relativizarse ni argumentarse solo por la razón.  El Bien y el Mal están en nuestro código ético y espiritual.  La dualidad Bien-Mal al igual que la de Amor-Odio, no son dos caras de la misma moneda.  No deseamos ser odiados y no deseamos que nos causen mal y solo por esta razón no debemos ser su origen o causa.

“El hombre malvado puede decantarse a veces hacia el lado de la razón;  pero le resulta casi imposible no hacer cuanto conviene para inclinarse a la maldad.” Arturo Graf, escritor italiano.

“”El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad.” Albert Einstein.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Citas, El Bien y el Mal. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s