La maldad insultante de Zapatero y sus seguidores.

Hoy en Ginebra, bajo la cúpula realizada por Barceló en la Sociedad de Naciones (  pagada en gran parte por los españoles que trabajamos),  Zapatero ha hecho la siguiente declaración regodeándose en esa solemnidad mesiánica del que está convencido ser un líder cósmico:

«nuestro éxito será el éxito de los Derechos Humanos, el éxito de la dignidad de las personas, de la protección de la vida y el éxito de los Estados que respeten hasta el último instante la vida de todos y cada uno de sus ciudadanos. Nadie tiene derecho a arrebatar la vida de otro ser humano»”.

El mismo día que merced al voto de Roberto Lerxundi,  senador socialista que es presidente de una clínica abortista,  se daba curso a la ley denominada eufemisticamente Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que permitirá a un ser humano amparado por la ley arrebatar la vida a otro ser humano hasta su 14 semana de gestación.

Teniendo en cuenta que al menos la mitad de los españoles no estaban de acuerdo con esta ley, el modo como Leire Pajín, Bibiana Aido y Trinidad Jiménez han celebrado con risas y abrazos la votación es insultante . Manifestar alegría y jolgorio por  ese “triunfo” es manifiestamente una muestra de indecencia que raya la maldad.

Ninguna ideología puede encubrir o justificar que el aborto es en primer lugar un drama y no un derecho.

A los que defendemos esta VERDAD nos llaman reaccionarios.

La condición natural de la mujer para gestar no le atribuye el poder sobre la vida.  Ellas deciden si nacen.  El padre solo tiene una obligación: aceptar la decisión de la madre.  Al padre se le exigirá la responsabilidad de por vida derivada de la paternidad, pero su voz no se atenderá hasta que la criatura haya sido alumbrada. Y aún así, la madre seguirá decidiendo sobre las relaciones que los hijos tengan con sus padres varones. El argumento esgrimido por el feminismo es siempre el mismo: nosotras parimos, nosotras decidimos.

No es necesario ser creyente para intuir que esta norma  junto a la actual deriva moral traerá mucho dolor y sufrimiento a las mujeres.

No puedo creer que todos mis compatriotas simpatizantes  socialistas puedan seguir apoyando al gobierno actual. Despertad, nos están destruyendo moral, social y económicamente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Bien y el Mal, Justicia, Verdad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s